METODOLOGÍA LEAN SIX SIGMA

Lean Six Sigma es una metodología orientada a la mejora de procesos, haciéndolos más ágiles, con el propósito de aumentar la rentabilidad y productividad de las empresas. Considerando que los procesos son los pilares para la operación de cualquier organización, la metodología aplica para cualquier especialidad (o función) e industria.

El método Lean Six Sigma está conformado por un conjunto de herramientas para apoyar las distintas etapas de implementación. Por un lado surge a partir del método Lean desarrollado por Motorola en los ochentas del siglo XX, basado en el modelo Kaizen japonés, cuyo objetivo principal es la mejora continua de procesos.

Por otro lado, Toyota Six Sigma es un conjunto de técnicas basadas en Jidoka, cuyo significado es «automatización de procesos con un toque humano». Se trata de un sistema integral de producción con un objetivo primordial: la reducción de inventarios y defectos en la producción de automóviles, por lo que se le denominó en un principio “Modelo de Producción Just-in-time”.

A la fecha hay más de 10,000 personas certificadas en Latinoamérica, USA y España, gracias a ellos las empresas han logrado grandes ahorros a partir de sus principios:

Lean = Velocidad

– Procesos Flexibles
– Trabajo en Equipo
– Procesos Estables
– Flujo Continuo
Six Sigma = Calidad

– Solución de Problemas
– Procesos sin Variación
– Rediseño e Innovación
Resultados

- Menores Costos
- Menor Tiempo de Entrega
- Mejor Calidad
- Mayor Satisfacción Personal

Además de generar ahorros, el desarrollar una cultura de mejora continua fundamentada en agilidad, velocidad, eficiencia y calidad, brinda grandes beneficios cuantitativos y cualitativos para su empresa:

A pesar de lo que pudiera pensarse, la aplicación de Lean Six Sigma es relativamente simple y permite que la empresa alcance la excelencia en sus actividades en un corto plazo. La metodología Six Sigma se implementa en cinco fases:

  1. Definir el objetivo y alcance de la implementación, usando herramientas alineadas a plan estratégico, con enfoque financiero y productivo.

  2. Medir las variables clave del proceso para determinar su rendimiento.

  3. Analizar y determinar las causas raíz de fallas, errores y desperdicios.

  4. Mejorar el proceso, eliminando las causas raíz.

  5. Controlar el rendimiento de los futuros procesos.

Logre los objetivos deseados, capacitando la mayor parte del personal en el nivel básico de conocimiento de las herramientas y prepare equipos de trabajo que se especialicen con las certificaciones necesarias para ser los impulsores de la metodología en su empresa. Apóyese en empresas con la experiencia necesaria para ayudarle a crear el camino hacia la mejora continua.

Si desea más información relacionada con la metodología Lean Six Sigma, o requiere un apoyo especializado por nuestro experto equipo de consultores, escríbanos en la sección de contacto.

+52 (81) 1453-0543